Archivo de la categoría: CLARINETE

Audición Talleres Musicales & Agrupación Coral “Ecos de Onís”

El próximo viernes podremos escuchar en la Iglesia de Benia de Onís una audición de los alumnos/as de los Talleres Musicales de Benia de Onís y la presentación en público de un nuevo grupo musical, la Agrupación Coral “Ecos de Onís”.

CARTEL CONCIERTO SEGUNDO TRIMESTRE BENIA DE ONIS A3

PROGRAMACIÓN GRADO ELEMENTAL CLARINETE

CURSO 1º

Objetivos

•  Conocer las diferentes partes de que se compone el Clarinete y aprender su montaje.

•  Conocer el concepto y proceso de la respiración diafragmático – abdominal aplicada al ámbito corporal del alumno.

•  Iniciar a los alumnos en el control necesario de los músculos que forman la embocadura, de forma que posibilite una correcta emisión, afinación, articulación y flexibilidad del sonido.

•  Tomar conciencia de la importancia de la consecución de un sonido estable y lleno en los registros sonoros del clarinete.

•  Introducir al alumno en el empleo de los intervalos, articulaciones, ataques y ritmos.

•  Iniciar al alumno en la práctica musical en grupo y en el hábito de escuchar otros instrumentos y adaptarse armónicamente a un conjunto.

•  Iniciar al alumno en el desarrollo de la capacidad de interpretar en público con la necesaria seguridad en sí mismos, que les permita vivir la música como medio de comunicación.

Contenidos

•  Manipulación y mantenimiento del instrumento.

•  Principios básicos de la interpretación. Trabajo centrado en el correcto emplazamiento del aire mediante ejercicios respiratorios con y sin instrumento.

•  Colocación de los brazos y las manos.

•  Posición de la embocadura.

•  Práctica de notas largas dentro del registro grave para conseguir una sonoridad apropiada que permita evolucionar en los cursos posteriores.

•  Función y movimiento de la lengua.

•  Consecución de los sonidos obtenidos mediante la llave 12 pertenecientes al registro medio-agudo del Clarinete.

•  Combinación de fórmulas rítmicas sencillas: redonda, blanca, negra, corchea y sus silencios correspondientes.

•  Interpretar de forma correcta las articulaciones básicas.

•  Práctica de dúos, tríos y cuartetos elementales (clase colectiva).

•  Audición periódica utilizando el repertorio trabajado en las clases colectivas, teniendo como público a los propios compañeros de clase.

Criterios de Evaluación

•  Controlar el aire mediante la respiración diafragmáticoabdominal. Este criterio pretende evaluar la capacidad de dominio del emplazamiento del aire adquirido por el alumno.

•  Adoptar una posición corporal demostrando así la capacidad de adecuar el cuerpo al instrumento. Este criterio pretende evaluar la corrección de los hábitos del alumno en cuanto a la posición del cuerpo a la hora de tocar.

•  Emitir un sonido estable en todas las notas de los registros estudiados. Este criterio pretende evaluar la capacidad que ha adquirido el alumno a la hora de producir un sonido homogéneo y estable dentro de cada registro.

•  Mostrar capacidad suficiente para emitir correctamente los sonidos que comprenden los registros practicados. Este criterio pretende evaluar la capacidad del alumno para obtener una emisión clara, precisa y una correcta acción de la lengua.

•  Tocar determinados estudios con suficiente habilidad y seguridad. Con ello pretendemos ver si el alumno domina los recursos del lenguaje musical que exige el nivel.

CURSO 2º

Objetivos

•  Adquirir un control suficiente de la columna de aire mediante el desarrollo de la técnica respiratoria y asimilar los conceptos de presión y dirección del aire.

•  Desarrollar el control sobre la embocadura de manera que posibilite una correcta emisión, afinación, articulación y la flexibilidad del sonido.

•  Ampliar el ámbito de la escala del instrumento y buscar el equilibrio e igualdad de sonido en los diferentes registros.

•  Conseguir flexibilidad en el desarrollo de los distintos intervalos, articulaciones, ataques y ritmos.

•  Desarrollar la práctica musical en grupo y el hábito de escuchar a otros instrumentos y adaptarse al conjunto.

•  Desarrollar la capacidad de interpretar en público con la necesaria seguridad en si mismos, que les permita vivir la música como medio de expresión.

Contenidos

•  Trabajo centrado en la aplicación de la respiración diafragmática en la práctica habitual del Clarinete así como en el desarrollo de la presión.

•  Trabajo basado en conseguir que la embocadura no ejerza sobre la calla más presión de la necesaria.

•  Estudio de los cromatismos comprendidos en los registros grave, medio y agudo.

•  Práctica de escalas, arpegios, intervalos, empleando diferentes articulaciones, utilizando tonalidades mayores y menores hasta dos alteraciones.

•  Práctica de conjunto con diversas agrupaciones: dúos, tríos y cuartetos de clarinetes interpretando pequeñas piezas.

•  Audición periódica utilizando el repertorio trabajado en clase, teniendo como público a los propios compañeros así como a los profesores de la asignatura.

Criterios de Evaluación

•  Controlar el aire mediante la respiración diafragmática. Este criterio pretende verificar que el alumno realiza correctamente el proceso respiratorio alojando bien el aire y expulsándolo con 1a presión y dirección correctas.

•  Obtención de un sonido estable y de calidad en todas las notas que comprenden los registros estudiados hasta el momento.

•  Flexibilidad y habilidad en el cambio de registro. Se pretende evaluar la flexibilidad adquirida en el paso del registro grave al medio así como la destreza en el ligado para enlazar los dos registros.

•  Dominio de las escalas comprendidas en el curso. Pretendemos valorar la habilidad en la ejecución de las distintas escalas, arpegios e intervalos.

•  Interpretar distintos estudios de los programados en el curso. Con este criterio pretendemos que el alumno demuestre su formación técnica y artística hasta el momento.

CURSO 3º

Objetivos

•  Utilizar con eficacia y rendimiento la columna de aire como medio de producir un sonido estable y centrado en toda la extensión del instrumento. Comprender los conceptos de presión y apoyo de la columna de aire así como el de proyección del sonido.

•  Controlar los músculos que forman la embocadura para permitir una correcta emisión, afinación, articulación y flexibilidad del sonido.

•  Desarrollar una sensibilidad auditiva que permita el control permanente de la afinación y el perfeccionamiento continuo de la calidad sonora.

•  Iniciar al alumno en la agógica y la dinámica para el enriquecimiento de la interpretación.

•  Conocer las características y posibilidades técnicas y sonoras del instrumento y utilizarlas, dentro de las exigencias del nivel, en la interpretación.

•  Desarrollar la habilidad de lectura a primera vista.

•  Prepararse para la interpretación en público con la necesaria seguridad.

Contenidos

•  Trabajo centrado en el aprovechamiento de toda la capacidad pulmonar, ejercicios con el instrumento y sin él.

•  Ejercicios centrados en el perfeccionamiento de la embocadura para conseguir una buena emisión, afinación y flexibilidad sonora.

•  Trabajo centrado en la obtención de un sonido estable y puro con la máxima amplitud en los diferentes registros e ir desarrollando la capacidad de corregir la afinación utilizando para ello los recursos necesarios.

•  Aplicación de los diferentes matices que conforman la dinámica más elemental (p, mp, mf, f, ff) como disciplina habitual de cualquier estudio u obra musical.

•  Práctica de la lectura a vista con fragmentos adaptados al nivel.

•  Práctica de conjunto con diversas agrupaciones y, si las circunstancias lo permiten, con diferentes familias instrumentales.

•  Audición periódica utilizando el repertorio trabajado.

Criterios de Evaluación

•  Controlar el aire mediante la respiración diafragmático – abdominal. Este criterio pretende evaluar si el alumno entiende y realiza correctamente los ejercicios respiratorios con y sin instrumento estudiados y practicados durante el curso.

•  Emitir una sonoridad estable y de calidad en los registros grave, medio y agudo.

•  Interpretar un repertorio de obras y estudios con la suficiente seguridad y corrección. Este criterio pretende medir el grado de desarrollo técnico e interpretativo que ha adquirido el alumno durante este curso, siempre dentro de las exigencias del nivel.

•  Intervenir en las actividades de grupo adaptando su expresión y afinación al nivel del conjunto. Con este criterio se pretende medir la capacidad de adecuación del alumno a la interpretación en conjunto.

CURSO 4º

Objetivos

•  Controlar la columna de aire mediante la técnica de la respiración diafragmático – abdominal, de forma que posibilite un sonido estable, de calidad y proyectado en toda la extensión del instrumento.

•  Ejercer completo control sobre los músculos que forman la embocadura de forma que posibilite una correcta emisión, articulación y flexibilidad del sonido así como la afinación.

•  Asimilar los diferentes matices para dar color y expresión a la interpretación musical.

•  Desarrollar una sensibilidad auditiva que permita el control permanente de la afinación y el perfeccionamiento continuo de la calidad sonora.

•  Aplicar las características y posibilidades sonoras del instrumento a las distintas obras, y utilizarlas, dentro de las exigencias del nivel, tanto en la interpretación individual como de conjunto.

•  Respetar las normas que exige toda interpretación y actuación en grupo: afinación previa, atención continua, valoración del trabajo colectivo, etc.

•  Interpretar un repertorio básico integrado por obras de diferentes épocas y estilos, de una dificultad acorde con este nivel.

Contenidos

•  Afianzamiento del uso de la respiración diafragmática y todos los elementos concernientes a la columna de aire.

•  Trabajo basado en mejorar la emisión, afinación, articulación y flexibilidad sin tener que variar la presión de la embocadura, por medio de ejercicios específicos recomendados por el profesor.

•  Obtención de una sonoridad estable y con la máxima amplitud en los diferentes registros del instrumento utilizando el oído para corregir posibles errores.

•  Práctica de ejercicios para la correcta interpretación de crescendos y diminuendos.

•  Estudio práctico del trino, mordente, apoyatura y grupetos de tres y cuatro notas.

•  Práctica de conjunto con diversas agrupaciones, si es posible, con otras especialidades instrumentales.

•  Estudios de los gestos que permiten la coordinación en la interpretación en grupo.

•  Participación en recitales en público interpretando obras del repertorio estudiado.

Criterios de Evaluación

•  Controlar el aire mediante la respiración diafragmática. Pretendemos verificar que el alumno ha asimilado perfectamente todo el proceso de la respiración y su aplicación correcta en la práctica habitual tal como es de esperar en este final de grado.

•  Mostrar mediante la práctica la capacidad de aprendizaje. Este criterio pretende evaluar la capacidad con la que el alumno ha aplicado en su estudio personal las indicaciones del profesor.

•  Leer textos a primera vista con fluidez y seguridad. Pretendemos aquí medir la capacidad adquirida por el alumno para la lectura a primera vista.

•  Interpretar correctamente un repertorio de obras y estudios. Este criterio pretende medir el grado de desarrollo técnico e interpretativo adquirido, así como la autonomía desarrollada durante los cuatro años del grado elemental.

•  Interpretar de memoria al menos una de las obras programadas. Este criterio pretende medir la capacidad de retención adquirida por el alumno en el grado elemental.

El clarinete se inventó hacia 1700 por el constructor alemán de flautas Johann Christoph Denner de Nuremberg, como modificación del chalumeau, instrumento folclórico de lengüeta. En torno a 1840 se habían desarrollado dos complejos sistemas de llaves: el sistema Böhm, utilizado en la mayoría de países, y patentado en 1844 por el francés Auguste Buffet, que adaptó los adelantos para la flauta del alemán Theobald Böhm; y el sistema del constructor belga Eugène Albert, desarrollado hacia 1860, de orificios más estrechos y sonido más oscuro.

Los clarinetes forman parte de la orquesta desde 1780.

En la actualidad hay dos grandes escuelas, la Escuela Francesa (sistema Böehm) y la Escuela Alemana. La más utilizada por los clarinetetistas es la Escuela Francesa

Partes Del Clarinete

La boquilla es la parte del clarinete que se introduce parcialmente y que está provista de una lengüeta o caña y de la abrazadera. En contra de lo que se cree, las boquillas no están construidas en madera, sino en vulcanita llamada también ebonita. Esto se debe a que el material es más liviano y menos poderoso. Existen también boquillas de cristal, e incluso antiguamente se fabricaban en madera y metal.

La caña es, como su nombre indica, un trozo de caña a modo de lengüeta, que adosada al asiento de la boquilla, y puesta en vibración por el aire que se introduce por ésta, pone a su vez en movimiento a la columna de aire que está contenida dentro del tubo, produciéndose así el sonido. La caña está fabricada a partir de una pieza de bambú llamada “arundo donax” o sativa.

La abrazadera es un dispositivo que se coloca en la boquilla y que sirve para sujetar la caña y, por consiguiente, para evitar que se escape el aire por el asiento. Existen varios tipos de abrazaderas: de metal, de plástico, de cuero, de hilo enroscado (sobretodo en el sistema alemán).

El barrilete es una pieza cilíndrica, ligeramente abultada en el exterior. Esta parte del instrumento es muy importante, se puede decir que se trata de una prolongación de la boquilla, o una prolongación del cuerpo superior. De hecho han existido boquillas más largas al igual que cuerpos superiores.

Cuerpo superior e inferior , lo que denominamos cuerpo del clarinete está dividido en dos partes por motivos de funcionalidad a la hora de guardarlo en un estuche. Estas dos partes se insertan la una en la otra. El resto del mecanismo se une por medio de una espátula metálica, que pone en conexión los anillos de una y otra parte.

Comenzando por el cuerpo superior, el destinado a la mano izquierda, el interior del tubo tiene forma cilíndrica y cónica a la vez; consta de 15 agujeros, 9 llaves y 3 anillos. El agujero de la cara inferior está situado justo al lado de la mal denominada llave de octava, pues realmente es duodécima.

El cuerpo inferior es accionado por la mano derecha, siendo el dedo pulgar el que sujeta el peso del instrumento por medio de un soporte situado en la parte posterior. Al igual que el cuerpo superior, el interior del tubo tiene forma cilíndrica y cónica a la vez. Consta de 9 agujeros, 8 llaves y 3 anillos situados en un mismo conjunto que culmina en la espátula a la que antes aludíamos como conexión de la mecánica con el otro cuerpo.

La campana o pabellón es la parte final del clarinete. Su misión es suavizar el sonido y aportar resonancia y oquedad a éste. También tiene una misión a la hora de afinar las notas cercanas a ella, de forma que su se extrae parcialmente del cuerpo inferior, baja la afinación de éstas, sobre todo las del Si y el Do natural.

Si se introduce en el tubo, con respecto a la posición anterior, sube la afinación de éstas. Otra de sus misiones, y quizá la más importante es la de “proyectar” el sonido, o mejor dicho, la onda resultante de la excitación de la columna de aire contenida en el interior del clarinete.

El clarinete actual tiene una extensión de casi cuatro octavas, es decir, abarca desde el Mi 2 hasta el Do 6. Tiene tres registros que son: el registro grave, el registro medio y el agudo.

 

Posicion Del Clarinetista

Es conveniente que el alumno se sienta cómodo, con sus gustos propios en cuanto a instalación, con el fin de conseguir el máximo tiempo y rendimiento. Además del atril levantado, es aconsejable un buen espejo para vigilar la rectitud del Clarinete en el cuerpo y los movimientos bruscos, principalmente cuando respire.

El pecho, hombros, brazos y cabeza no deben moverse en absoluto ni cuando se respire, no debiendo aparecer ningún gesto forzoso, estando todo muy relajado.

 

La Familia del Clarinete

En lo que se refiere a su familia es muy amplia y está compuesta por:

– Clarinete en Mi b o requinto.(1)
– Clarinete en Si b.(3)
– Clarinete en La.(4)
– Clarinete alto.(5)
– Clarinete contralto.(6)
– Clarinete bajo.(7)
– Clarinete contrabajo.(8)

El más utilizado es clarinete en Si b. El más pequeño es el clarinete en Mi b (requinto) que mide unos 45 cm y el más grande es el clarinete contrabajo que mide unos 3 metros .

El Clarinete es un instrumento muy particular y más difícil de tocar de lo que en general se piensa. ¿Cuántos niños de siete, ocho o diez años, se ha visto tocar el Clarinete en concursos de jóvenes intérpretes o en concursos televisivos? Me refiero a virtuosos del Clarinete de siete, ocho o diez años… ¡ninguno! Sin embargo sí se ven pequeñas figuras del violín, el piano…

La persona que desee estudiar el Clarinete necesita tener capacidad lectiva, sentido rítmico, expresión, sentido musical, entonación y carácter, en resumen: condiciones . Es lo primero que debemos observar en nuestro alumno: la presencia o no de esas.

Para ello, y antes de nada, necesitaremos un instrumento en condiciones, un Compensador, cañas, y un método.

Primero, debemos hacer ver al alumno lo que tiene entre manos. Le enseñaremos las partes del Clarinete: boquilla (con la correspondiente abrazadera y lengüeta), barrilete, cuerpo superior, cuerpo inferior y campana. Le enseñaremos a montarlo y desmontarlo cuidadosamente, a mantenerlo limpio y en condiciones, a sujetarlo correctamente, a no dejarlo en cualquier lugar y posición, en definitiva, a tratarlo con cuidado.